miércoles, 14 de enero de 2015

Juan se fue dejándonos sus poesías

A UN AÑO DE JUAN 

Lo conocí en 1967 en el ex Sindicato de Prensa, que poco antes conducían dirigentes surgidos del Partido Comunistas, personas honorables que no antepusieron su ideología a sus funciones gremiales, como aquel gordito Frei. Entonces Juan Gelman era un afiliado al partido aunque cada vez más alejado, por las posturas contradictorias en lo político del PC, aliado ocasional de las agrupaciones antiperonistas equivalente a lo antipopular. Tuvo reservas críticas hacia el peronismo, lo cual no lo hizo coincidir con el centro derecha y el liberalismo a ultranza. 
Algunas de sus poesías lo señalan elípticamente, preservando la estética y su creatividad. 
Integramos el equipo que fundó La Opinión desde mediados de 1970 hasta su edición el 2 de mayo de 1971.  Horacio Verbitsky, los hermanos Argañaraz, Felisa Pinto, Luis GuagniniPasquini Durand y otros no menos jerarquizados en el periodismo. 
Las poesías de Juan adornaban las crónicas, algunas escritas en aquella redacción. Otras, gran parte, en el exilio, que no lo dejó en paz hasta encontrar el cadáver de su hija asesinada por los militares de aquí y los uruguayos, junto a su esposo. Recuperó a su nieta, que la vivió poco, hasta hace un año cuando Juan se fue dejándonos sus poesías y sus crónicas,  sin  paralelos. 
Premio Cervantes y otros más. 
En Interrupciones 2: 
de los deberes del exilio: 
no olvidar el exilio/ 
combatir a la lengua que combate al exilio/ 
 no olvidar el exilio/ o sea la tierra o sea la patria o lechista o pañuelo 
donde vibrábamos/ donde niñabamos/ 
no olvidar las razones del exilio/ 
la dictadura militar/ los errores 
que cometimos por vos/contra vos/ 
tierra de la que somos y nos eras 
a nuestros pies/como alba rendida/ 
y vos/corazoncito que miras 
cualquier mañana como olvido/ 
no te olvides de olvidar olvidarte. 
Un abrazo Juan, 
Enero 2014 
Jorge Canono Elorza 
Periodista Argentino